Principal

EL TC y la prescripción de deudas tributarias

Publicado: 22/09/2020
3 minutos

Las claves de la demanda presentada al TC sobre la prescripción de deudas tributarias de más de 150 empresas grandes y medianas.

Te contamos en 2 minutos lo más importante sobre la demanda presentada al Tribunal Constitucional (TC) con respecto a la prescripción de deudas tributarias de más de 150 empresas grandes y medianas. Este martes se debate y debes estar muy atento.

Lo primero que te preguntarás, ¿por qué aproximadamente 150 empresas dejarían de pagar este monto? Primero, este es un tema que no tiene que ver con si las empresas son grandes, medianas o pequeñas. Le pudo haber pasado al que debía 1 sol o al que debía 1,000. Y la sentencia que emita el TC afectaría a TODOS los contribuyentes, no solo a los grandes.

La queja de las empresas se resume en: si la SUNAT y yo no llegamos a un acuerdo con respecto a una deuda, después de 4 años de “pelea”, el proceso debe terminar. Mi deuda desaparece. Esto es, la deuda prescribe. Pero ¿qué significa esta palabra simpática “prescripción”?

La prescripción es un derecho fundamental. Qué significa: que existen procesos / litigios que DEBEN prescribir porque sería inmoral estirarlos al infinito a manera de persecución. Evidentemente hay excepciones, cada vez más, pero son excepciones, lo natural es la prescripción. Por ejemplo, hoy en día, si violas un derecho humano o cometes un acto de corrupción en el estado, estos delitos no prescriben, pero claro, se trata de extremos.

Ejemplo fácil: ¿te imaginas a tu hijo dando un examen y aprobando con 12, y luego recibir una carta del profesor diciendo que desaprobó porque él decidió cambiar una de las preguntas después del examen, y como la cambió, entonces, el alumno no pudo responderla bien?

Entonces, aterrizando en el caso de las empresas, la SUNAT y el TC, lo que hizo el Ministerio de Economía y Finanzas fue sacar un decreto legislativo años después diciendo que en realidad esas deudas no podían prescribir porque el punto de partida no era el cierre del año fiscal en que se había dejado de pagar el impuesto, sino una notificación de muchos años después. Lo que hizo el ministerio fue hacer un truco para parchar 6 años después la ineficiencia y negligencia de la SUNAT, que no pudo cobrar a tiempo las deudas de las empresas.

Ojo, estas deudas tenían diversas causas, no siempre eran justas y otras veces sí, pero las empresas apelaron a la prescripción solo por 3,000 millones de soles, no por los 11 mil de los que se habla. Lo que ocurre es que aunque no se apelara a la prescripción en otros 6,000, si la sentencia del TC hoy les es favorable, dejarían de pagar el total de sus deudas, que suman poco más de 9 mil millones (no 11 mil, como dicen equivocadamente algunos medios).

Conclusión: si el estado no puede cumplir su rol recaudador de manera exitosa, la prescripción es un mecanismo de defensa legítimo para TODOS. Así es la ley. Si la ley tiene problemas, entonces se debe reformar esta ley y el proceso de recaudación pero no violar el derecho fundamental a la prescripción. En muchos países se cobran impuestos de forma simple y clara. Lo que ocurre aquí es que la ambigüedad le conviene al estado y empresas y genera situaciones como esta. Que no te floreen.