No me florees, Principal

Proyecto sobre comercio electrónico afectará a Pymes

Publicado: 13/01/2022
4 minutos

Llega el Pleno del Congreso una iniciativa legislativa que se cocinó en la comisión de Defensa del Consumidor, que dirige José Luna Gálvez, pero que muestra un desconocimiento total de la dinámica de comprar y vender de forma electrónica. Acá te lo explicamos.

El Congreso y sus proyectos de ley (PL). Nuestros legisladores deberían estar descansando, panza arriba en la playa, pero no. Como ampliaron la legislatura hasta el 31 de enero, nos tienen acá, analizando sus grandiosas iniciativas (es un ironía, por si acaso). Ya está en la agenda del Pleno del Parlamento un proyecto que se cocinó en la Comisión de Defensa del Consumidor, la famosa Codeco, que preside Jose Luna Gálvez, el dueño de Podemos Perú y de la universidad bamba Telesup, para más señas. Sí, también es el mismo que está investigado por el caso de ‘Los gánsters de la política’.

Uno espera que los PL sean bien analizados, sustentados, con abundante data y con buena argumentación (sin olvidar la buena redacción y uso de la gramática). Ello porque son varias personas las que intervienen, desde los mismos congresistas hasta su séquito de asesores. Pero no, la realidad nos muestra que existen PL con pobre sustento, bajo nivel de argumentación y un uso del poder legislativo que a veces puede ser nefasto para los ciudadanos.

El PL 0398/2021-CR entra en esa descripción. Básicamente, consiste en modificar el Código de Protección y Defensa al Consumidor en temas de comercio electrónico. Modifica varios artículos y crea una ventanilla virtual donde ciudadanos pueden denunciar números telefónicos y correos electrónicos usados para estafarlos. Hasta ahí todo suena bien. Son intenciones “loables” como algunos, según el PL, han mencionado.

Sin embargo, entras a bucear en el proyecto y encuentras las [desagradables] sorpresas. La iniciativa muestra un desconocimiento total de la dinámica de comprar y vender de forma electrónica. Para empezar, considera a las plataformas que conectan a proveedores y consumidores (Whatsapp, Instagram, Facebook, etc.) como proveedores cuando en realidad solo facilitan las transacciones.

A la vez, establece el “derecho de arrepentimiento”, el cual permite devolver el producto 15 días después de recibirlo. ¿En serio? Dada la pandemia, la política de devoluciones fue suspendida para reducir el riesgo de contagio. Muchos comercios, sobre todo pequeños, aplican esa política. Y si la devolución debe hacerse por temas de calidad, los comercios ya poseen políticas o reglamentos sobre “garantías del producto”. Además, el proyecto no considera los costos logísticos que una política de este tipo implica.

Por otro lado, exige la presencialidad del proveedor, lo cual va contra la flexibilidad del ecosistema digital. Solo usan el espacio digital para evitarse todos los costos de inversión en espacio físico. Eso solo va a ocasionar un disparo en los costos de las pequeñas y micro empresas o de emprendimientos que son las que más participación poseen en estos ambientes.

Recordemos que el comercio electrónico se disparó en el 2020, por la pandemia.  Fue el sector económico que más creció. Según la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (CAPECE), el tamaño del mercado llegó a ser de US$6,000 millones. Miremos la gráfica N°1. Después de tener, entre 2015 a 2019, un crecimiento promedio del 15%, el 2020 creció en 50%.

Además, el ingreso de empresas a este ambiente creció en 400%. Y se calcula que las PYMES tienen una participación de un 60% a 65%. El comercio electrónico fue una manera de reactivar la economía tras el golpe de la pandemia. Pero proyectos como el de Codeco, lo único que incentivarán es aumentar costos de transacción como logísticos y demuestra el total desconocimiento de la dinámica de compra y venta del mundo digital.

Es sorprendente que la comisión no haya considerado las opiniones que ellos mismos solicitaron a expertos. La Cámara de Comercio Electrónico (CAPECE), la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Comex Perú, Amcham Perú y otras nueve importantes instituciones se han opuesto a esta iniciativa. ¿Qué hizo la comisión? La opinión de ellos entró por el derecho y salió por el izquierdo.

¿Quién es el genio de esto? Como mencionamos, el proyecto nació en Codeco, que lo controla la bancada de Podemos Perú. Sí, esa bancada donde su líder es José Luna Gálvez, dueño de las universidades Telesup (que fue cerrada por la SUNEDU por la pésima educación que ofrecían).

Una excusa de Podemos es que la delincuencia en este rubro hace perder “ingentes cantidades de dinero a los usuarios”. ¿Y las universidades del líder de Podemos que estafaron a los padres de familia? ¿Cuándo una ley para enfrentarlos señor Luna Gálvez? O, ¿cuándo una devolución de su parte por lo ganado fraudulentamente?

Economista enfocado en lo financiero y políticas públicas, doglover, la pandemia me regresó al mundo gamer. Una sociedad educada y con libertad económica es lo primordial para el desarrollo
Facebook
Twitter