Mi chamba, No me florees, Principal

Cierra Las Bambas: unos ocho mil empleos y 15% de la producción de cobre en vilo

Publicado: 03/12/2021
8 minutos

El corredor minero del sur, una carretera por la que pasan varios camiones para llevar concentrados de cobre desde varias minas en el sur, está bloqueada y ha ocasionado que Minera Las Bambas cierre.

La empresa MMG Las Bambas ha decidido cerrar operaciones en Apurímac, debido a los constantes bloqueos que sufre la carretera, también llamada corredor minero, por las comunidades impactadas que están muy cerca al proyecto. Algo que se ha vuelto natural en la zona. Dado que no me gusta algo y no me das lo que pido, te bloqueo. Y eso está mal, sobre todo por la importancia que tiene Las Bambas en lo que respecta a empleos, impuestos, contribuciones y divisas, por lo que su cierre es una muy mala noticia para la economía peruana.

Se ubica entre dos provincias de Apurímac… Grau y Cotabambas. En esta última es donde predomina la operación, en el distrito de Challhuahuacho, que se divide en varias localidades, entre ellas Challhuahuacho pueblo y Fuerabamba. La mina está a 22 kilómetros de Challhuahuacho pueblo. Pero si de cifras se trata, vamos con la gráfica N°1.

Del total de la producción de cobre en Perú, que suma 2.1 millones de toneladas, solo Las Bambas aporta el 15%, dado que produce 313 mil toneladas. Como decimos, es un aporte importante para el Perú y para las arcas de los gobiernos regionales y locales. Solo por regalías, que salen de aplicar un 3% a los ingresos, desde el 2016, Las Bambas ha pagados S/750 millones. Da empleo a 2,500 personas de forma directa y 4,300 personas de forma indirecta. Un 25% de esos empleos son de ciudadanos en el mismo Apurímac.  

Si vemos la importancia desde una perspectiva más global, las cifras siguen siendo contundentes. Chequea la gráfica N°2. Las Bambas es un verdadero monstruo. La producción mundial es de 20 millones de toneladas. Como dijimos, la producción del país es 2.1 millones; que equivale al 11% de la producción mundial. Y solo Las Bambas produce el 2% de la producción mundial. ¡No es moco de pavo!

Dado que Las Bambas, en estos años, ha ido recuperando su inversión, no tiene impuestos a la renta, por lo que no hay canon minero. Recordemos que este es el 50% de lo que pagan las empresas mineras por Impuesto a la Renta (IR). Recién comenzarán a pagar canon en el 2022. Sin embargo, si la empresa cierra, producirá menos, así habrá menos venta y por tanto menos utilidades. ¡Menos plata, choche! Tanto para el gobierno nacional como el gobierno regional y local.

Recordemos que nuestra economía se viene recuperando, gracias al contexto externo de incremento en los precios de los minerales. Solo por eso. Internamente es muy poco lo avanzado, dado el ruido que genera la inestabilidad política que es responsabilidad del gobierno y del presidente Castillo. Miremos la gráfica N°3. En este contexto internacional, donde el cobre está en casi máximos históricos, es que la mina que produce el 2% del cobre, cierra operaciones.

Notar que en la gráfica N°2 también colocamos lo que produce la sierra sur. Sucede que por el corredor minero no solo se transporta el mineral extraído de Las Bambas, también se encuentra la mina Constancia y Antapaccay en Cusco, otras grandes productoras de cobre. Ya el solo hecho que Las Bambas deje de exportar, hará que ingresen menos dólares a la economía y el tipo de cambio estará presionado al alza, que fácilmente podría sobrepasar los S/4.20. Generando otro dolor de cabeza en la economía.

Pero, ¿cómo hemos llegado a esta situación? Aquí también te lo vamos a contar, pero antes un poco de contexto.

Imagina que son las 2 de la tarde y te encuentras, como todos los días, en tu terreno pastoreando a tus animales. De pronto ves que el espacio a tu alrededor, que es comida para tu ganado, está de un tono marroncillo o cremoso. Levantas tu mirada y ves que esa masa marroncilla está en toda la extensión de tu comunidad. Polvo y polvo cubre las tierras, tus animales no comen el pasto y tú presentas problemas respiratorios y oculares. ¿Qué hacemos?

Lo que te acabo de contar es lo que realmente padecen comuneros cerca al corredor minero donde se lleva el mineral extraído de Minera Las Bambas. ¿Sabes quién es el causante de que los camioncitos que ves en la imagen de abajo pasen por territorios de comunidades? El Estado. ¿El Estado? ¡Sí, el Estao! No merece la palabra completa. Te explico. En marzo de 2011, el Estado peruano aprobó el documento más importante para una mina de esta envergadura a la empresa Xstrata Tintaya S.A. Ese documento se llama Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Captura de pantalla de Camión Busero

Un punto muy importante de ese EIA indicaba que la empresa construiría un mineroducto. Es decir, extraían el mineral y lo mandaban por una correa eléctrica bajo tierra a la zona de Tintaya en la provincia de Espinar en Cusco; así llegaría a la estación de Pillones, para que de ahí, en tren, lo lleven hasta el puerto de Matarani en Arequipa. ¿Cuánto medía ese mineroducto? 206 kilómetros y algo muy importante es que el trazo se determinó con las comunidades campesinas.

Sin embargo, en el 2013, Xstrata Tintaya se fusionó con el grupo minero suizo Glencore creando un monstruo. Por temas de monopolio la obligaron a vender la mina Las Bambas. ¿Quién la compró? La empresa china Minerals and Metals Group, más conocida como MMG Las Bambas. Y ahí se vino todo abajo. A MMG le era muy costoso hacer el mineroducto… ¿Para qué? ¡Con camiones no más! ¿Acuerdos? ¿Ambiente?

Obviamente, para que la empresa descarte hacer el mineroducto, tuvo que hacer modificaciones al EIA. ¿Qué hizo el Estado? Le aprobó las modificaciones, pero la burrada más grande fue que no informó de los cambios a las comunidades. Los cambios modificaron áreas de influencia, tanto directa como indirecta. Así, fueron excluidas comunidades o centros poblados que inicialmente serían beneficiadas por el proyecto. ¡Una completa falla del Estado! Lo que más puede disgustar es que el Estado crea las mil y una leyes, pero no las hace respetar o actúa a escondidas.

Fuertes protestas se iniciaron desde años atrás. Sin embargo, con el nuevo gobierno, la cosa empeoró. En agosto, el impresentable de Guido Bellido se presentó en la zona a caballo y dijo, muy suelto de hueso él, que había arreglado el problema. Creó más expectativas, la población se decepcionó y por eso volvió a bloquear la vía. Después Mirtha Vásquez también fue a conversar y la cosa no fue mejor. ¿Qué quieres que te diga? Soluciones de izquierda que le llaman.

En ese momento, los comuneros querían dos cosas: la primera, que la vía por donde pasan los camiones sea considerada vía comunal de nuevo y ya no nacional como es actualmente (eso se debió al cambio en el EIA). Así, según las comunidades (que, recordemos, no les informaron del cambio), podían exigir indemnización por el polvo que levantaron los camiones en los últimos años o, según otra posición, colocar peajes en la carretera y que lo recaudado vaya a un fondo para proyectos sociales. Lo segundo, que la minera los considere como proveedoras de bienes y servicios para la empresa. Algo que la empresa dijo que no podía pasar.

¿Una posible solución a esta situación? Una solución que era para antes de ayer: el asfaltado de la carretera, así se evitaba el levantamiento de polvo. El gobierno había iniciado compras de terrenos a las comunidades adyacentes al corredor (que suma más de 300 kilómetros) con el objetivo de mejorar y asfaltar esta vía que comprende las regiones de Arequipa, Apurímac y Cusco. Pero, el Estado, a través de varios gobiernos que lo ofrecieron, al final incumplió. Otra vez el “Estao” irresponsable.

Lo otro, es la construcción de un ferrocarril. Te hago una pregunta… ¿cuánto crees que mide la red férrea en Estados Unidos? Mira la gráfica N°4. ¡293,564 kilómetros! Y ahora te hago otra pregunta… ¿cuánto crees que tiene, en distancia, la red férrea del Perú? A las justas superamos los 1,900 kilómetros. No llegamos ni al 1% de lo que posee Estados Unidos. Característica de país subdesarrollado, no poder desarrollar todo su potencial productivo ni de infraestructura.

El problema con la solución anterior, como informó Reuters, es que es de largo plazo y que implica una gran inversión. Hablamos de unos US$9,200 millones y estaría concluido en el 2028. Si queremos tener una red de trenes moderno que transporte tanto a pasajeros como materias primas, tenemos que empezar ya. Recordemos que la mina tiene una vida útil de 18 años y llegará un momento en que cerrará y la actividad económica que se mantendrá es la agropecuaria. Sería excelente que esa zona de Apurímac se convierta en productora de bienes agroexportables los cuales usen vía férrea para salir.

Los comuneros pueden tener todos los reclamos justos. Pero lo que no pueden hacer es quebrar la ley. Lo que están haciendo no puede ser tolerado, dado que no solo afectan a la empresa. Si no que afecta a todos los peruanos por menos recursos públicos para invertir en cerrar las distintas brechas que tenemos. Con una importante mina cerrada, ¿el ministro Francke pretende aumentar la presión fiscal? El gobierno tenía que dar una solución clara y tajante, pero lamentablemente están centrados en escandaletes en vez de resolver los graves problemas del país.

Economista enfocado en lo financiero y políticas públicas, doglover, la pandemia me regresó al mundo gamer. Una sociedad educada y con libertad económica es lo primordial para el desarrollo
Facebook
Twitter