Principal

¿Que no se redujo la pobreza? Ya pe’ varón, no mientas

Publicado: 10/02/2021
5 minutos

Algunos candidatos de izquierda vienen difundiendo falacias para hacer campaña. Que hay cosas que mejorar, seguro, pero las cifras y la evidencia, no dejan espacio para el floro.

Algunos candidatos de la izquierda vienen difundiendo falsas ideas como que la pobreza no bajó por el modelo económico, que este solo benefició a unos cuantos, o que inclusive no se puede demostrar que esos indicadores hayan bajado.

¿Es esto verdad? Pues no. Y vamos a ir desarrollándolo. Muchos problemas hay para poder conversar seriamente sobre la pobreza en los años 90, principalmente porque no hay datos comparables. Si uno ingresa al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en búsqueda de información oficial, solo encuentra desde el 2004. ¿Por qué? Aquí te lo contamos.

En primer lugar hay que definir qué se entiende por «incidencia de la pobreza». De acuerdo a este enfoque, se tiene que definir un nivel de gasto mínimo aceptable para cumplir con una canasta básica de consumo (CBC), al cual se le llama línea de pobreza. Al porcentaje de la población que gasta menos que la línea de pobreza, se le llama incidencia de la pobreza o simplemente pobreza monetaria.

La CBC está compuesta de alimentos y no alimentos. Las personas que ganan menos que la canasta de alimentos se dice que viven en pobreza extrema, ya que no pueden ni siquiera comprar lo mínimo equivalente a las calorías que fija la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los pobres en cambio, son todos los que gastan menos que la CBC, incluyendo bienes y servicios básicos como vestimenta, transporte, entre otros.

En este proceso de cálculo, el valor de la canasta básica se hace con los precios de cada departamento del país. No cuesta lo mismo comprar leche en Juliaca que en Lima. Pero también se tienen que elegir los bienes básicos, en base a los hábitos de consumo y esto se saca de los censos poblacionales. Con esa canasta fija, los datos de ingresos y precios se van midiendo con encuestas todos los años.

¿Qué paso? En el 2011, el INEI actualizó su población de referencia en base al Censo de Población y Vivienda 2007. Hasta el 2010 se utilizó el censo de 1993, que consideraba que el Perú era 35% rural, lo que al 2007 ya sólo alcanzaba el 28%. Esto movió las cifras de incidencia de la pobreza, y se hizo una estimación hacia atrás, hasta el año 2004. Un enredo que hoy hace que en los debates políticos nadie entienda qué pasó antes de este año.

Solo el periodo 2004-2019 es comparable entre sí y no los datos anteriores. Sin embargo no todo está perdido. En 2011, el actual ministro de Economía, Waldo Mendoza, junto a otros autores, realizaron un trabajo llamado «La distribución del ingreso en el Perú: 1980-2010«, en el que se presentó una serie de la pobreza desde 1985 hasta 2010. Sobre esta base podemos ya sacar algunas conclusiones.

Nota: Línea azul: Fuente: (Mendoza, Leyva & Flor, 2011). El autor arma la serie en base a Chacaltana (2006) para 1985 y fuentes del INEI para 1991, 1994 y 1997-2010). El resto de años son interpolaciones. Línea roja: fuentes del INEI para 2004-2019 con la nueva metodología.
Elaboración: ACP

En primer lugar, veamos cómo en el periodo 1985-1990 la pobreza subió todos los años. La hiperinflación y el terrorismo azotaron al país en estos años y mucha gente sufrió las consecuencias. En 1991, luego del «shock» de Fujimori, la pobreza llegó a su punto más alto, pero luego sí se redujo hasta el año 1998. Es en el periodo 1997-2001 que entramos en una fase de recesión que es importante explicar.

En este periodo, el Perú se ve afectado por varios problemas. Primero sucede uno de los Fenómenos del Niño más fuertes de la historia (97-98). Entre 1997-1999 se desatan una serie de crisis internacionales. Primero la llamada «crisis asiática», la cuál causa a su vez la crisis rusa (o «crisis del rublo») y la crisis brasileña. Todo esto disminuyó nuestras exportaciones de un momento a otro y con eso nuestro crecimiento económico.

La población seguía creciendo todos los años, pero nuestro crecimiento cayó de un momento a otro. Esto sin duda influyó en que la pobreza empezara a aumentar en este periodo. Sin embargo, a partir del 2001, mejora el panorama internacional y empieza un periodo de recuperación donde el Perú aprovecha las bases del modelo económico para lograr la mayor reducción de pobreza de nuestra historia.

Ya utilizando datos oficiales del INEI, se puede apreciar que si separamos la pobreza extrema por regiones del Perú, vemos que la sierra fue la más beneficiada, seguida de la selva y finalmente la costa. En 2004, mientras 1 de cada 3 peruanos de la sierra eran pobres, en 2019 era 1 de cada 15. No puede decirse que esta reducción de pobreza no fue inclusiva.

Y si ponemos el foco solo en la pobreza extrema de la sierra peruana, podemos también observar que las zonas rurales han sido las más beneficiadas sin ninguna duda. Mientras en 2004, 1 de cada 2 peruanos de la sierra que vivían en zonas rurales eran pobres extremos, en 2019 lo era 1 de cada 8.

Por lo tanto, el «milagro económico» del Perú es innegable. A partir de 1993, con un bache producto de crisis externas, se produjo una mejora muy imporante en la calidad de vida de los peruanos. Y sin duda, la clave fue la apuesta por un modelo económico razonable, basado en pilares como: el respeto a la propiedad, la libertad de comercio, la estabilidad monetaria y fiscal y la independencia del Banco Central.

Sin duda, el cambio de la Constitución en 1993 no fue una «varita mágica» en este proceso. Se necesitaron también políticas de Estado responsables, factores externos favorables, y el trabajo de millones de peruanos para salir adelante. Los que dicen esto caen en una contradicción evidente. Si no fue una varita mágica en 1993, ¿por qué entonces un cambio de Constitución lo sería en 2021? Que no te floreen.

Ingeniero industrial, egresado de la Universidad de Lima, con estudios en economía, gestión y finanzas públicas. Columnista en el Diario El Reporte, fue jefe de investigación económica en la Asociación de Contribuyentes del Perú y asesor parlamentario.
Facebook
Twitter
Instagram