Principal

Crece la incertidumbre sobre continuidad de Velarde en el BCR

Publicado: 09/09/2021
4 minutos

El silencio y la indefinición de Castillo sobre este y todos los temas importantes del país agrava la inestabilidad que hay y alimenta especulaciones y versiones que le hacen daño al país. ¿Hasta cuándo, presidente?

La ratificación de Julio Velarde como presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCR) parecía un mero trámite. En el último tramo de la campaña, el presidente Pedro Castillo le pidió que se quede. Velarde mostró su disposición a permanecer cinco años más. Su trabajo ha sido fundamental los últimos 15 años para la estabilidad económica y monetaria del país.

Pero una vez en el poder, Castillo no ha sido claro en este tema. No ha sido claro casi en nada en realidad, lo que ha contribuido a ese clima de zozobra política e incertidumbre económica que ya empieza a pasarle factura al país: la inflación que no deja de subir, un dólar por encima de los S/ 4.00 y una rebaja de calificación crediticia.

El pasado 13 de agosto, Castillo se reunió con Velarde y escribió en su cuenta de Twitter que conversaron “sobre las importantes medidas que la institución viene tomando y tomará dentro de su rol como agente crucial en la estabilidad de nuestra economía”. Desde entonces, no se volvió a referir al tema.

Esta indefinición de Castillo agrava la inestabilidad que hay en el país, advirtió Carlos Anderson, vocero alterno de Podemos Perú. “Parece que la baja calificación de Moody’s no la entendió”, dijo en alusión al presidente, que insiste en dar las señales equivocadas. “Por supuesto que hay malestar, necesitamos que el país empiece a cambiar de ánimos, agregó el congresista.

En una reciente entrevista para un semanario local, el ministro de Economía, Pedro Francke, que también había dado señales a favor de la permanencia de Velarde, declaró que la continuidad del presidente del BCR no estaba asegurada. Francke dijo que iba a depender de si acepta la fórmula del directorio que le plantearía el gobierno. De los siete miembros, cuatro son nombrados por el Ejecutivo.

Ahí las alarmas saltaron, y empezaron a sonar más fuerte en los últimos días, cuando el nombre de Óscar Dancourt empezó a escucharse con insistencia como una de las alternativas para ocupar un silla en el BCR.

Dancourt es un economista de izquierda al igual que Francke, y fue miembro del equipo técnico de la candidata de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza. En el gobierno de Alejandro Toledo fue presidente del BCR y antes fue uno de los responsables de la política económica del primer gobierno de Alan García que llevó al país a la peor hiperinflación de su historia.

Esta semana, Dancourt se reunió con el presidente Castillo, al igual que Gonzalo García, exdirector del BCR en el gobierno de Ollanta Humala. Según se supo, ambos serían parte de la propuesta presidencial.

Lo que añadió suspenso a la continuidad de Velarde esta semana también fue lo que declaró el legislador Edwin Martínez (Acción Popular) luego de una reunión que sostuvo, junto con otros congresistas de su bancada, con el presidente Castillo. «El presidente Castillo dejó a entrever cierta inclinación para remover a ciertos funcionarios y pareciera que dentro de ellos estaría el presidente del BCR”, dijo en Canal N.

Le vuelvo a repetir, hay propuestas para cambiar a muchos funcionarios en la administración del Gobierno y claramente refirió al señor Julio Velarde», reiteró cuando le volvieron a preguntar por lo que había dicho.

Sin embargo, su colega de bancada Carlos Zeballos (Acción Popular) dijo que lo que observa sobre la poca claridad en la ratificación de Velarde “es parte de un desconocimiento o de alguna descoordinación”, pero que sí “hay cierta disponibilidad” de mantener a Velarde en el BCR.

Agregó que las declaraciones de su colega Edwin Martínez sobre la eventual salida del titular del BCR no fueron exactas. “Lo que dijo [Castillo] es que debería haber nuevos directores”, apuntó.

Sea como fuere, el silencio del presidente de la República sobre este y otros temas fundamentales para la marcha del país solo alientan las especulaciones y agravan la incertidumbre.